fbpx

Cada 11 de Septiembre, los argentinos tenemos el privilegio de rendir homenaje a Domingo Faustino Sarmiento. Sin embargo, no somos sólo los argentinos quienes -inequívocamente- interpretamos al sanjuanino como sinónimo de educación, tanto en su contemporaneidad como para siempre. Es que, en 1943, la Primera Conferencia de Ministros y Directores de Educación de las Repúblicas Americanas -celebrada en Panamá- resolvió decretar el 11 de septiembre como Día del Maestro para todo el continente americano.   
No resulta casual, pues, el extendido reconocimiento y tributo a quien posicionó a la educación como aquella acción que “ha de preparar a las Naciones en masa para el uso de los derechos que hoy no pertenecen ya a tal o cual clase de la sociedad, sino simplemente a la condición de hombre”.
 
Desde la Universidad de Concepción del Uruguay también rendimos cada año nuestro homenaje al Padre del Aula. Lo hacemos renovando el compromiso con los educandos, responsabilidad que nos han legado quienes hace 143 años dieron nacimiento a nuestra madre, la Asociación Educacionista La Fraternidad. Ese nacimiento fue total y puramente en defensa de la educación de niños y jóvenes llegados a nuestra ciudad para formarse. Eran jóvenes almas que se formaban en las aulas del histórico Colegio Superior del Uruguay, “el heredero” del General Justo José de Urquiza, quien -en una actitud visionaria como tantas otras por él protagonizadas- supo definir a la educación como prioridad. Y entre tales alumnos del Colegio se encontraba José Benjamín Zubiaur, quien con los años se destacaría desempeñando diversos y protagónicos roles en la educación del país. Antes de ello, Zubiaur integró el grupo de jóvenes que -ante la adversidad- decidieron no desistir y fundaron La Fraternidad, de la cual fue su primer Presidente.
 
En suma, es más que evidente que nuestras raíces están histórica e indiscutiblemente ligadas a la misión de educar al otro, concibiendo a la educación como aquello que capacita al individuo, dotándolo de las herramientas necesarias para desenvolverse, desarrollarse y crecer en nuestra ciudad, la región, Argentina y el mundo, mediante un desarrollo internacional en el cual la UCU crece cada vez más.
En nuestra Universidad no formamos Maestros pero sí formamos Profesores Universitarios de Educación Física y Profesores de Enseñanza Superior. Sin embargo, esta diferenciación se torna menor cuando es la educación -aún en sus variantes- el norte que jamás una sociedad debe perder.
 
𝗛𝗼𝘆, 𝗰𝗼𝗺𝗼 𝗰𝗮𝗱𝗮 𝟭𝟭 𝗱𝗲 𝘀𝗲𝗽𝘁𝗶𝗲𝗺𝗯𝗿𝗲, ¡𝗙𝗲𝗹𝗶𝘇 𝗗𝗶́𝗮 𝗱𝗲𝗹 𝗠𝗮𝗲𝘀𝘁𝗿𝗼!
 

LINKS DE INTERÉS

  • 1
  • 2
  • 3