Oíd Mortales periodista de Radio y Radio 12, emisoras de El Entre Ríos, realizo una experiencia singular entrevistando a seis rectores y decanos entrerrianos ,donde la Universidad de Concepción del Uruguay fue representada por nuestro Rector el Dr. Héctor Sauret. También estaban presentes Martín Acevedo Miño, de UCA Paraná; Andrés Sabella, de la UNER; Andrés Carrere, de UTN Paraná; Jorge Penco de UTN Concordia; y Horacio Rizzo, de la Universidad Adventista del Plata.

El regreso a la presencialidad y sus desafíos, el logro alcanzado al gestar un espacio solidario y de cooperación entre los rectores, la preocupación por los alumnos uruguayos que no pueden cruzar la frontera, o por los extranjeros que vinieron al país y al no poder regresar sufren aún más el desarraigo, el diálogo fructífero con el gobernador y los COES provincial y locales, y el incremento de la deserción en algunas carreras, en parte por las limitaciones de lo virtual para contener al alumnado recién iniciado, fueron algunos de los temas que abordaron.

Sauret y el surgimiento de un “espacio solidario de cooperación entre todas las universidades”

“La pandemia, con toda su virulencia y con la gravedad que implica asumir que es prolongada, generó entre nosotros un espacio solidario de cooperación y de transparencia entre todas las universidades que integramos la educación superior de Entre Ríos”, resaltó don Héctor Sauret, reconocido directivo de la Universidad de Concepción del Uruguay.

“Bajo el principio de ayudarnos –insistió Sautet-, desenvolvimos y atravesamos el proceso hasta el día de hoy con un acuerdo que implicó mapa epidemiológico, estándares sanitarios y cuidados de la salud, a una creciente coexistencia de una presencialidad con estándares y a un proceso de digitalización muy virtuoso, que entiendo ha llegado para quedarse y desenvolver”.

También Andrés Sabella, rector de la UNER, incluyó “entre las cosas positivas que rescatar en toda crisis, esta mesa de diálogo entre las universidades entrerrianas”, a la que juzgó como “muy fructífera, muy provechosa. Nos ha permitido transitar este tiempo tan difícil”, valoró.

Sabella: “El criterio general es que en los últimos años se pueda volver a la presencialidad”

“A partir de la semana que viene estamos regresando a la totalidad de las actividades administrativas y de servicios”, anunció. “En la parte académica –explicó Sabella-, las situaciones son muy diferentes en cada una de las facultades y son diferentes en cada disciplina, y esto de la mano de la cantidad de alumnos que participan en cada caso. El criterio general es que en los últimos años se pueda volver a la presencialidad, que se vuelva también a la presencialidad en actividades prácticas, de laboratorio, de campo, y en aquellas carreras que requieren prácticas profesionales, que también puedan ser llevadas a cabo presencialmente. Claro que –admitió- no es un regreso a Marzo de 2020 sino con otras particularidades, con otros cuidados, prudente, un regreso que no deja de poner como prioridad la salud de toda la comunidad universitaria”.

Carrere: “Las universidades entrerrianas se adaptaron muy rápidamente y no se perdió ni un solo día de clases”

Alejandro Carrere, rector de la UTN de Paraná, puso de relieve que “desde Marzo de 2020, las universidades entrerrianas se adaptaron muy rápidamente y muy bien a la premisa de la virtualidad y no se perdió ni un solo día de clases”. También “se recibieron nuevos profesionales y es muy importante”, resaltó.

Carrere recordó que “durante el segundo cuatrimestre de 2020, fue posible recuperar en gran medida la actividad relativa a la investigación. En el caso de las ingenierías que ofrece UTN, esto requiere un trabajo muy importante en los laboratorios y en virtud del trabajo con el gobierno provincial, se lograron ciertas autorizaciones que posibilitaron que nuestros investigadores pudieran regresar paulatinamente a los laboratorios a investigar durante el difícil 2020”.

Tras poner énfasis en los pasos dados también en lo que ve de 2021 para que estudiantes y docentes puedan realizar las prácticas de campo y de laboratorio, el titular de la UTN Regional Paraná contó que “las normativas de los reglamentos de estudio se han flexibilizado para facilitar el cursado de los alumnos, que nadie quedara rezagado, y eso tuvo como resultado que los cursos superiores tengan una matrícula muy importante”. Pero a renglón seguido mostró la contracara: “Queremos promover la presencialidad para los primeros niveles, que son los que se han visto más afectados, promociones 2020 y 2021, donde estamos viendo, sobre todo para los ingresantes del 2021, que hay un alto nivel de deserción, por encima del promedio. Es necesario recuperar el encuentro, organizando la disposición de espacios y con hibridación, es decir, con incorporación de tecnología, permitir que algunos alumnos estén en las aulas y otros se puedan conectar de manera remota”.

Penco: “Tenemos muchos alumnos del Uruguay que están imposibilitados de venir”

A su turno, Jorge Penco, rector de la UTN Regional Concordia, contó que “la programación para el segundo cuatrimestre es un regreso paulatino a la presencialidad. En actividades de laboratorio, muy necesarias en las ingenierías, ya la venimos realizando, en forma muy cuidadosa, desde principios de año. Lo que estaba suspendido es el dictado presencial en aulas y estamos programando una tendencia paulatina para poder volver a lo presencial”, agregó.

“Hemos hecho una gestión desde este grupo ante el Ministerio de Salud de la provincia y hemos logrado que todas las facultades tengan a su personal docente y no docente por lo menos vacunados con primera dosis. Algunos ya tienen la segunda, pero muchos la están esperando”, precisó Penco.

El rector de la UTN de la capital del citrus también aludió a la “realidad particular” de las facultades de orillas del río Uruguay, donde “aparece una dificultad, porque tenemos muchos alumnos que son de Salto, Paysandú, de toda la zona rivereña del Uruguay, que están imposibilitados de venir y los tenemos de alguna manera vinculados de forma virtual. En caso de un regreso a lo presencial, debemos tener muy en cuenta a estos alumnos, que aún no pueden venir”.

Ante una consulta puntual, Penco admitió que no resulta sencillo lograr un “lazo de retroalimentación entre profesores y alumnos” sólo con la virtualidad. “A veces no hay una retroalimentación concreta cuando lo que hay de por medio es una pantalla, que no permite transmitir sensaciones. Por allí, en los primeros años hay chicos que ni siquiera encienden las cámaras y a veces cuesta mucho tener un panorama de cómo está llegando lo que uno expresa. Sin dudas el vínculo presencial sigue siendo muy importante”, resaltó.

Por último, el ingeniero Penco anunció para el segundo cuatrimestre que “la idea es ir hacia una presencialidad que va a comenzar por los cursos menos numerosos, que en nuestro caso son en general los últimos años. Las actividades administrativas se van a ir normalizando casi en su totalidad desde la semana que viene”.

Rizzo: “La Pandemia nos obligó a pensar, lo cual es bueno”

“La Pandemia nos obligó a pensar, lo cual es bueno. Y la virtud de las universidades es pensar”, definió Horacio Rizzo, de la Universidad Adventista del Plata. Enseguida, ponderó que las universidades entrerrianas “están lejos” de haber sufrido el mismo grado de postergación que las estadísticas nacionales muestran para otras casas de altos estudios.

Rizzo aludió a la particular realidad de los alumnos extranjeros que estudian en la Universidad Adventista del Plata. “Tenemos un porcentaje importante de alumnos que vienen de otros lugares, sea de otras provincias. No es lo mismo que de Santa Fe o Buenos Aires que tener gente de Tierra del Fuego. Aún dentro del país ha sido complejo. Y tenemos un buen lote de alumnos que residen en otros países. Los alumnos que han venido de otros lados sufren síndrome de desarraigo, porque tienen su familia lejos. Imagínate que allá lejos, a cientos y miles de kilómetros, también la familia se enfermó, y es una de las realidades que enfrentar. Con la UCU compartimos alumnos de Angola, por ejemplo. Esos alumnos, si fallece un familiar, ni ahí que van a poder estar siquiera cerca”.

Horacio Rizzo enfatizó la “resiliencia” alcanzada. “Cada lugar ha inventado, por decir así, una serie de estrategias, fruto del pensamiento, fruto de la crisis, que nos van a permitir seguir transitando el futuro. Estamos comenzando con una nueva capa de presencialidad, porque el proceso es gradual”.

También agradeció “la gestión de Martín Acevedo Miño, de Andrés Sabella, que están en Paraná, que ha sido clave” para los rectores que están en el interior de provincia, y destacó una vez más “la solidaridad del grupo, el trabajo colaborativo. Acá estamos sentados públicos y privados, que a veces no es sencillo hacerlo, pero entendiendo que la Pandemia nos golpea a todos. Y este modelo colaborativo es interesante para otras áreas también”, concluyó.

Acevedo Miño anunció “cursos cortos virtuales” que son una “consecuencia positiva de la Pandemia”

Por último, el cierre de la entrevista estuvo a cargo de Martín Acevedo Miño, decano de la Facultad Teresa de Ávila, de la UCA Paraná.

“Ya hemos, en el marco de las habilitaciones gubernamentales, experimentado algunos exámenes en forma presencial”, dijo. “Además –agregó-, hemos dotado a muchas de nuestras aulas de tecnología híbrida, esto es la posibilidad de hacer burbujas, para que un grupo de alumnos esté presencial y otro siga la clase en forma remota. Esto nos lleva a consolidar este proceso en el segundo semestre, aumentando esa dosis de presencialidad, también dependiendo mucho de la cantidad de alumnos, de las carreras, siempre en el marco de los protocolos vigentes”.

Como un ejemplo más del modo en que la Pandemia puso en marcha la capacidad de adaptarse y la creatividad, Acevedo Miño contó que “en este segundo semestre”, la UCA Paraná pone en marcha “una iniciativa novedosa, con cursos cortos virtuales que empezamos a lanzar y que son una consecuencia positiva de la Pandemia, que nos llevó a pensar este formato. Estamos lanzando uno para periodistas, con nociones de derecho internacional para entender los conflictos que hay en el mundo y esto se da con la modalidad de curso virtual, experiencia que hasta ahora no habíamos implementado. Teníamos cursos presenciales que se volvieron virtuales por la Pandemia, pero no un curso pensado desde cero, corto, virtual, en ese formato”.

Abrir chat